Alto bardo


Que loco la necesidad que tenemos de controlar todo. De que las cosas caminen solas, que tengan cierto curso. Necesitamos certezas. Y desafortunadamente o no, la vida casi nunca es certera. Todo puede cambiar diametralmente de un año a otro, de un mes a otro, de un día a otro.  Por ejemplo si hoy me encontrara conmigo misma a los 14 años y le dijera: -Hola Samis como estas? Sabes que cuando tengas 32 años vas a vivir al otro lado del mundo? No me hubiera creído. Y ultimamente a mi se me dio vuelta toda la caja. Se me dio vuelta el bote, parafraseando un chiste que teníamos con E. Todo cambio. para bien, para mal, por suerte, por mala suerte. Estoy en un lugar de mi vida que para variar no esperaba. No veía venir esta. Les cuento que no tengo ganas de explayarme y contar todos mis pequeñitos dramas y dudas existenciales, pero la cosa es que me siento muy fuera de todo. Im a creep, Im a weirdo. What a hell I´m doing here? Diría mi amigo de años Thom Yorke.
Tengo una confusión infernal, tengo miedo, tengo hambre, tengo sueño, tengo desazón y felicidad también.
Tengo esquizofrenia aparentemente.
Disculpenme si uso estos chistes malos para aligerar todo, pero bueno el univers todo el tiempo nos esta mandando señales o nos pone en donde necesitamos. Estoy también muy intolerante, me hincho las pelotas por todo. Un mal humor que no es común en mi me acompaña bastante estos últimos días. Además estoy cansada como un perro. Me siento avasallada por todos, todos los que conozco tienen una GRAN opinión sobre mis cosas y mis actos.
Buenos Aires querida me estas comiendo crudeli.
Bueno, vuelvo; hoy esperando al fotógrafo estresha de este blog que me cito en el Museo de Arte Moderno en San Telmo. Fuimos a ver una muestra muy piola de Laura Lima que se llama el mago desnudo. Que bueno, no se es como la vida y laboratorio de un mago, investiguen si quieren verla porque no tiene nada que ver con lo que me paso el mago. Cuando entre, me sentí tan comprendida por el entorno. La exposición es un bardo infernal, llena de cosas, libros que cuelgan, cosas en el piso, cúmulos y cúmulos de chatarra sin sentido. Tal cual me siento. Con cosas re contra luminosas y pasillos oscuros como la muerte y duda. Es como si hubiera podido entrar en mi psique. Me acorde mucho de la peli ¿Quieres ser John Malkovich? Fue genial, asumir mi bardo interno. Hoy abrazo mi caos, mi bardo, mi desorden, mi descontrol, mi poca paciencia y hago lo que puedo con honor de samurai y la dignidad de mi raza de bronce. Si. Aguante el drama. 
Abrazo fuerte a mi bardo y canto desaforadamente Creep y también canciones de Juanga porque se que mientras más me resista menos va a pasar, menos voy a avanzar. Y es parte del camino del zen. El bardo. Gracias Daniel. Las fotos. fantasticas. Porque el arte ama el exceso. Tomá Dargelos, tu próximo tema. Hace guita.


















Vestido- Zara /  Botas- Pull&Bear / Campera- Pull&Bear  / Medias- Dorian Gray (MX)









No hay comentarios:

Publicar un comentario